El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

El Club
Nuestro antihéroe
Por Administrador el 18/02/2018 21:15
0
Tomás el Bobby Armella
Hace varios años ya, en una cancha en Tucumán, el flaco comenzó a ser titular en el Argentino B. Partido picante en la vecina provincia y una lesión grave complica el panorama. Recuerdo caminar por el vestuario visitante y verlo al Bobby tirado, llorando y con sus manos en la cabeza. Fue una imagen que me impactó. Ese tipo sentía por la camiseta lo mismo que yo, lo mismo que miles.

Los Clubes van forjando ídolos que deben cumplir varios requisitos en sus trayectos. Actitud, presencia, liderazgo, logros deportivos; son algunos de ellos. Muchos están acostumbrados a idolatrar a quién aparece en las primeras planas de los diarios, aquel ídolo que se produce visualmente, que busca todo el tiempo ser trascendente, un héroe.

Central tiene varios, pero el Bobby es una excepción. El es nuestro antihéroe. ¿Por qué?

El flaco fue criticado por su aspecto físico, por su forma de juego. No entraba en el estereotipo del jugador estrella. Algunos directores técnicos no lo querían en sus planteles. Pero el siempre estaba. Solían traer hasta dos jugadores en su puesto, pero siempre terminaba el torneo como titular, sin rencores.

No era vistoso  en sus jugadas y choques con los rivales. Pero el que estaba en la tribuna sabía que cada pelota que sacaba o cierre con un delantero, lo realizaba con el alma. Todos éramos conscientes de que el largo defensor era uno de nosotros. Si tuviéramos que imaginarnos dentro de un campo de juego defendiendo los colores del Cuervo, tendríamos la misma actitud que el Bobby.

En Central tuvimos muchos golpes y fracasos. Convivimos con eso todo el tiempo. Son más las malas que las veces que gritamos por éxitos deportivos. Y cada vez que termina un torneo y el Club se vaciaba de los jugadores foráneos, en la primera práctica comenzando de cero, estaba el flaco. La foto de ese primer entrenamiento era el Bobby y algunos pibes de la casa.

Hay una imagen siempre del futbolista, siempre distante. No todos quieren mantener un trato con los hinchas. Saben que en muchos casos esa relación está sujeta al pulso de los resultados. Pero el Flaco siempre fue distinto. En la calle, en el Club o en cualquier lugar se cruzaba y te daba un abrazo. A todos. Sin distinción. Humano y humilde. En un festejo, cumpleaños, entrevista, siempre dispuesto.

No olvidamos la sensibilidad. Algo propio de él. No solo jugaba solo, sino con su familia, con su gente. Y no era una pose. Era genuino. Es genuino. Auténtico. En cada paso. Por eso lo vimos llorar tantas veces. Por eso lo vimos poner el pecho en cada desilusión. Sentía cada derrota de Central. La sentía como todos nosotros.

Por todo esto, los hinchas Cuervos tenemos un lujo que no todos los Clubes lo pueden tener. Tenemos un antihéroe. Uno de la casa. Un flaco que un día se calzó la negra y blanca y que sin prometer nada se fue transformando en un ícono. El no buscó trascender y meterse en los bolsillos a los hinchas. Fue su corazón el que en cada latido seguía el ritmo de una canción Azabache.

Y seguramente lo seguirá haciendo. Porque es el tipo de persona que nunca debe irse del Club. Su presencia es positiva en cualquier rol que pueda llegar a tener. Y cada vez que estemos junto al Cuervo, cruzarlo, darle un abrazo y decirle gracias, siempre. Gracias.    
BOBBYARMELLA
COMENTARIOS
Cargando encuesta...
ÚLTIMO PARTIDO

Central Norte

Union
Anual
POSICIONES
#
Equipo
Ptos
1
Gimnasia y Tiro
28
2
Cachorros
25
3
Juventud Antoniana
24
4
Mitre
23
5
Peñarol
20
6
Sanidad
19
7
Central Norte
17
8
San Martin
17
9
Camioneros Argentinos
15
10
Pellegrini
15
11
Primavera
14
12
Atlas
13
13
Libertad Salta
12
14
San Antonio
11
15
Atletico Salta
6
16
San Francisco
1
17
Union
1
ÚLTIMO PARTIDO

Racing de Cordoba

Central Norte